10 sept. 2016

Mitt liv i Norge IV (El mundo LGTB y el amanecer sexual)

Me ha surgido un proyecto que me va a tener absorbido hasta primeros de noviembre por lo que de aquí a dos meses casi no escribiré en el blog (aunque me siga pasando por los vuestros como siempre). Eso implica que este post lo publico antes de lo que tenía y los próximos posts que tenías previstos ya veré como lo hago para que vayan saliendo (aparte de cambiar la fecha en que quería celebrar mi cumpleaños y que tengo que cancelar un billete de avión) y que lo que hago todos los años para celebrar el aniversario del blog, lo de las preguntas, va a haber más tiempo este año. Ni más ni menos que mes y medio. Para los que no lo sepan todos los años os propongo que me mandéis aquellas preguntas que queréis hacerme como si fuera una especie de entrevista que me hacéis entre todos. Como siempre, la gracia es que no sepáis nada sobre las preguntas que me harán los demás por lo que os pido que me mandéis las preguntas por email, whatsapp, mensaje directo de twitter... en resumen, medios que garantincen que realizáis las preguntas de manera privada y de aquí a dentro de mes y medio os contestaré todas.

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Diciendo que Noruega es el quinto país del mundo en el que se legalizó y reconoció el matrimonio homosexual (por primera vez España adelanta en algo a Noruega ya que se reconoció cuatro años antes) y la Iglesia Protestante Norueha permite la celebración de matrimonios religiosos dentro de su institución ya que muchos obispos de esa iglesia son fervientes defensores de los derechos LGTB.

De todas formas no pretendo, como nunca lo he hecho con cualquiera de mis posts, convertir esto en una sucesión de datos sacados de la Wikipedia o algún organismo especial sino dar mi punto de vista al respecto con mis opiniones, experiencias y anécdotas. Sin ir más lejos mi despertar sexual y mi pérdida de la virgnidad me pillaron viviendo en Oslo pero será que vaya por orden cronológico.

Aunque hay gentuza en todas partes y de eso no se salvan ni en Noruega jamás he escuchado allí una frase o un insulto homófobo dirigido a cualquiera. En mi despertar sexual recuerdo que me empecé a fijar en un chico de mi clase que se llamaba Hjalmar, no sabía si tenía alguna posibilidad con él pero como en aquel entonces era una macedonia de hormonas que no sabía muy bien lo que le pasaba me venía bien mirarle de vez en cuando y nada mientras me aclaraba. Tengo que reconocer que nunca pasó nada con Hjalmar más allá de que teníamos una buena relación pero nada de dramas porque el que no hiciera nada con Hjalmar no quiere decir que no hiciera nada con nadie. Había un chico en el conservatorio que estudiaba percusión y me miraba mucho cuando nos cruzábamos en los pasillos, me acuerdo que se llamaba Sindre y cuando yo tenía 14 años (edad a la que perdí la virginidad) él tenía ya 21, nunca hablamos del tema abiertamente pero como entonces ya superaba el metro ochenta me echaba más edad de la que realmente tenía.

Un buen día estaba en una de las salas de ensayo, como ese día era festivo me fui a ensayar al conservatorio aprovechando que iba a estar casi vacío y poder tocar con tranquilidad. No lo vi ni lo oí llegar porque estaba sentado de espaldas a la vuelta y estaba absorto en lo que estaba tocando hasta que noté su aliento en mi cuello. Aunque Sindre me parecía mono no pensaba que fuera a llegar ese momento porque sólo nos veíamos en el conservatorio y éste estaba siempre lleno de gente, al menos hasta aquel día en que coincidimos. Recuerdo que comenzó a magrearme con fervor y al notar que estaba muy empalmado procedió a chupármela un poco, en un momento dado se puso a jugar con mi ojete mientras me la seguía chupando hasta que de repente cambió de postura y me empezó a penetrar. Sé que lo ideal es perder la virginidad de una manera más romántica pero fue muy repentino y aunque no fue una mala experiencia posteriormente he tenido polvos mucho mejores. Me acuerdo que mientras me penetraba me intentó besar varias veces hasta que lo tomé por los hombros para tenerlo a distancia. Una vez que terminó recogí mis cosas y me fui a casa sin mirar atrás.

No quería dar un espectáculo en el conservatorio por lo que evitaba a Sindre cada vez que lo veía. A veces me veía él antes y se acercaba a saludarme, cruzábamos un par de frases banales y hasta otra. Hasta que pasado algo más de un mes coincidimos en el festival navideño que organizaba el conservatorio. Recuerdo que me pusieron a tocar música de cámara con una chica que tocaba el piano y un chico que tocaba el clarinete y que fuimos los segundos en tocar. Como le dije a mi padre que no sabía a que hora terminaría quedamos en que ya me llevaría alguien a casa así que al terminar me duché y cambié de ropa y me senté donde estaba el público, en la última fila. 

Sindre fue de los últimos en tocar antes del plato fuerte: una representación de Norma de Bellini a cargo de algunos alumnos de canto. Al salir de ducharse y cambiarse de ropa me vio sentado al fondo y vino a mi encuentro:

-Har du noen gang sett Norma? (¿Alguna vez has visto Norma?)
-Aldri (Nunca)
-Far min satte meg flere gangen (Mi padre me la ha puesto varias veces)
-Hvem er far din? (¿Quién es tu padre?)
-Den visedirektør (El subdirector)
-Herr Lunde? (¿El señor Lunde?)
-Ja (Sí)

Permanecimos en silencio hasta que en el momento en el que Norma va a anunciar quien será la víctima del sacrificio me dio un morreo a traición.

-(en un susurro ominoso) Hva er det du gjør? (¿Qué estás haciendo?)
-Vel, første gang var med meg, som binder mye (Bueno, tu primera vez ha sido conmigo, eso une mucho)
(le miro como el que ve pasar el tren y sigo mirando la ópera)
-Er du ikkje liker meg? (¿No te caigo bien?)
-Jeg kjenner ikkje deg (No te conozco)
-Navnet ditt er engelsk? Jeg hadde aldri hørt (¿Es inglés tu nombre? Nunca lo había escuchado)
-Baske (Vasco)
-Baskerne i Nord-Spania (¿Los vascos del norte de España?)
-Kjenner du andre baske? (¿Conoces otros vascos?)
-(soltando una risita nerviosa) Nei (No)
-Hva vil du? (¿Qué quieres?)
-Jeg har aldri hatt en partner og jeg ville prøve (Nunca he tenido pareja y me gustaría probar)
-Jeg vil bare prøve, beklager (Sólo quiero probar, lo siento)

Y sin decir nada más me levanté y cogí el autobus para volver a casa. Aquella experiencia con Sindre me dio alas y aunque no me obsesioné con el tema porque el conservatorio,  el instituto, el voley y mis amigos meses después durante la fiesta de fin de curso, tuve mi primera vez con una mujer con Lotta, una valkiria rubia de ojos oscuros como de anuncio de champú que iba a mi instituto. Me decepcionó en el sentido de que esperaba más del sexo con una mujer pero no me llegó a parecer desagradable. En cualquier caso no volví a saber más de ella y a excepción de unos besos tontos con Giada, la hija de un matrimonio italiano que tenía una trattoria cerca del Storting (el Parlamento noruego) no volví a tener más experiencias con chicas hasta más de un año después, cuando regresé a España.

Durante mi último año en Oslo comencé a quedar mucho con Robert e Idar. Idar era un vecino de mi edificio mientras que Robert vivía tres manzanas más abajo. Aparentemente éramos simplemente tres amigos pero incluso a espaldas de Robert Idar y yo comenzamos a tener sexo, primero mamadas furtivas en el cuarto de los buzones de nuestro edificio y con el paso de los meses relaciones sexuales completas en las que nos turnábamos para penetrarnos. Con Robert actuábamos como si nada pasase en cuanto nos quedábamos solos hasta que un día en casa de Robert Idar descubrió una cinta de una peli porno gay que estaba oculta entre sus libros mientras Robert había ido un momento al baño y cuando éste volvió Idar le reprochó que no nos hubiera dicho nada. Aún así tampoco tuvo ocasión de decirle mucho porque enseguida reaccioné diciéndole a Idar "Ikke skru opp som er vår venn!" (¡No la cagues que es nuestro amigo) mientras le di un empujón para sacarle de la habitación y posteriormente arrastrarlo hasta la calle tirándole del brazo. Durante el camino le dije que si no se daba cuenta de que nosotros también teníamos un secreto que habías mantenido a espaldas suyas y que pensase un poco antes de soltar mierda.

Aún así no volvimos a saber de Robert porque comenzó a evitarnos cada vez que nos veía y un par de meses después me volví a España, meses en los que Idar y yo nos distanciamos gradualmente.


What is it to take care of yourself? What are we taking care of? A million bedrooms with hands softly lulling our divine cocks and cunts, without telling anyone, a million ships come alone out on the calmest seas. So are we loving ourselves now? Are we mothering ourselves?

Statistics and newspapers tell me I am unhappy and dying, that I need man and child to fulfill me, that I'm more likely to get breast cancer. And it's biology, it's my own fault, it's divine punishment of the unruly. It's fearfull out here on the calmest seas, we who grew up singing Merry Christmas! War is over. Our mothers softly humming: We're at the end of history

But I keep growing older, eight years since 25 now, and all that ages now is the body, I wonder why, I think to myself one of these days everything I write begins with the question, what's wrong with me?

You say I'm free now, that battle is over, and feminism is over & socialism's over. Yeah, I say I can consume what I want now

This is what happens on the edge of history: the Great Eye turns to us. We are the only thing that's aging, but we don't know it yet, we cling onto Heaven, Heaven, Heaven

Sleep tight forever

4 sept. 2016

Mitt liv i Norge III (Los extranjeros)

Ya he dado pinceladas sobre esto en posts anteriores pero hoy vengo a hablar de mi libro de como coexisten los noruegos con los ciudadanos de otros países.

No sólo es un país relativamente turístico sino que además puedes encontrar turistas tanto en Oslo, las islas Lofoten, ciudades del norte como Bodø, Trondheim (donde estuve viviendo casi un año, antes de instalarnos en Oslo) o Tromsø o del sur como Bergen (la que más turistas recibe con diferencia), Stavanger o Larvik.

Si bien Noruega no es un país que destaque por tener una amplia población por ese punto inhóspito que tiene y el clima casi toda la población extranjera procede de países africanos y asiáticos. Es raro encontrar gente de América o de otros países europeos viviendo allí pero dentro del porcentaje de ciudadanos europeos que había la primera vez que me mudé a Noruega los procedentes de la antigua Yugoslavia ya suponían una importante comunidad extranjera. Me he estado informando y ya han desbancado a la comunidad africana como la comunidad extranjera más numerosa del país.

Una de las cosas que más me gustan de los noruegos es que son muy comprensivos y hospitalarios con los extranjeros. Aunque hay gentuza, como en todas partes, es tremendamente raro que te encuentres con un noruego haciendo un comentario despectivo hacia alguien que viene de fuera. Muchos tendrían que aprender de ellos en ese aspecto, sin ir más lejos hace apenas unos días un compañero de trabajo montó un cirio porque se ha ido el pediatra de su hija y en su lugar ahora hay una pediatra argentina. Sin comentarios...

Recuerdo que en el edificio en el que vivíamos, muy cercano al museo Munch, vivía una familia salvadoreña: Gregorio, el padre, era geógrafo mientras que Nancy, su mujer, era bióloga y como ambos viajaban mucho, especialmente Nancy, por trabajo muchas veces se quedaban solos sus hijos porque Sonia, la mayor, ya tenía 16 años y se quedaba al mando de la casa y de Irina, Nadia (de mi misma edad) y Vladi, sus hermanos. Enseguida entablaron amistad con mi padre y muchas veces nos invitaban a comer cuando estaba los dos en casa. Recuerdo que les llamaba la atención que viniéramos de tan lejos (curioso cuando ellos venían de más lejos aún) y que siendo mi padre pelirrojo, de ojos negros y estatura normal, yo fuera tan alto ya y tuviera el pelo azabache y los ojos verdes.

Por mi parte al tener sangre danesa no les chocaba tanto mi presencia a la gente autóctona e incluso a veces me preguntaban si era verdad que era español. Cuando les contestaba afirmativamente y añadía que aparte tenía parte portuguesa y parte danesa contestaban con un mohín "Ah, den undertrykk rike"* (Ah, el reino opresor) antes de soltar una risita.

Quiero hacer un inciso para terminar y es que el gobierno noruego se ha visto obligado a cambiar sus políticas de extranjería debido a la crisis europea. Recuerdo que hace once años, cuando volví a Noruega por uno de mis primeros trabajos, pese a que me contrataron enseguida por haber vivido ya varios años en el país me explicaron las políticas de extranjería de aquella época antes de firmar. Hay que entender que desde la crisis europea se ha multiplicado por 60 el número de extranjeros que se han mudado a Noruega. Una barbaridad para cualquier país y más aún para uno de sólo 5 millones de habitantes, de ahí que se hayan visto obligados a regular esto para seguir ofreciendo unas garantía de calidad a todo el que vive en el país, sea autóctono o extranjero. Por hacer una comparativa entre la política de hace una década y los cambios que se han visto obligados a hacer:

-Antes con tener un nivel aceptable de inglés podías trabajar aunque no supieras noruego. Ahora te piden saber el idioma aunque sea en un nivel básico y aparte acreditar que estás apuntado en una academia para mejorar tu nivel.
-Antes daba igual por cuánto tiempo fueras a trabajar a Noruega, ahora tienes que firmar un papel comprometiéndote a estar cinco años como mínimo residiendo en el país.
-Para solicitar la ciudadanía antes tenías que llevar por lo menos dos años viviendo en el país y hacer un examen de cultura general e historia noruega. Ahora han subido la nota de corte del examen (de 5 a 7) pero han quitado el tiempo mínimo de residencia en el país para poder optar al examen.

*Noruega perteneció durante siglos a Dinamarca y cuando consiguieron la independencia la celebraron creando el nynorsk (nuevo noruego, implantado hace poco más de un siglo), una variante del bokmål (lengua de libro, el idioma que se habla en el país desde la Edad Media) en la que desaparecen todos los rasgos daneses. No hay casi diferencia entre uno y otro, de hecho cuando a nivel internacional se habla del idioma del país en realidad se refiere sólo al bokmål por ser la variante más hablada y para no liar a la gente. Todos los noruegos se manejan con el bokmal y el nynorsk aunque dependiendo de la provincia será oficial uno, otro o ambos. Por ejemplo en Trondheim ambos son cooficiales pero en Oslo la variante oficial es el bokmål.




I couldn't accept we were ending
I gradually started to drift
In the back of my mind was pretending
That I could handle it
I couldn't handle it

Just wanted a moment of silence
Not everything ending in war
The tiniest problems made giant
What were we fighting for?
What are we fighting for?

What I'm about to say
Won't be easy to swallow
What you felt today
Will be as painful tomorrow
Painful tomorrow

It's enough, it's enough, it's enough for me
It's enough, it's enough, it's enough, please you gotta see
I'm leaving you, you
I'm leaving you, you
You're okay, you're okay, you're okay without me
Comes a day, comes a day, comes a day when I'm convinced that you'll agree
That I'm leaving you, you
Leaving you, you

I wouldn't have thought I could carry
The weight of us all by myself
Our differences just wouldn't marry
I had to beg for help
Got it from someone else

What I'm about to say
Won't be easy to swallow
What you felt today
Will be as painful tomorrow
Painful tomorrow

It's enough, it's enough, it's enough for me
It's enough, it's enough, it's enough, please you gotta see
I'm leaving you, you
I'm leaving you, you
You're okay, you're okay, you're okay without me
Comes a day, comes a day, comes a day when I'm convinced that you'll agree
That I'm leaving you, you
Leaving you, you

29 ago. 2016

Reencuentros en una brecha temporal

Ya hace unos cuantos días que he vuelto a casa y al trabajo. Después de haber estado en Granada y Málaga tuve que volver a Madrid unos días por un par de compromisos antes de poner rumbo al norte, a San Sebastián. Los días que he estado en tierras vascas han sido muy intensos y si tuviera que describirlos en una palabra esa sería reencuentro.

Tengo que hacer un inciso porque casi todos los lectores que tengo sois "nuevos" y ni conocíais mi blog anterior por lo que antes de seguir tengo que explicar unas cuantas cosas para que os pongáis en situación:

-Durante lo que llamo mi "etapa experimental" (cuando tenía tema también con mujeres, vaya) estuve con varías chicas pero sólo con una tuve algo medianamente serio: Diana. La conocía del conservatorio porque ella tocaba el violín hasta que nos enteramos de que íbamos al mismo instituto (mi instituto tenía una distrubución muy rara porque las aulas en lugar de seguir un orden estaban dispuestas como por azar, recuerdo que la clase de Diana estaba en uno de los pasillos que daban al patio delantero de la planta baja y la mía en uno de los pasillos del patio trasera en la primera planta.

-Cuando me comunicaron en mi trabajo de entonces que me mandaban a San Sebastián, lo primero que hice fue decírselo a Diana porque siempre hemos tenido una buena amistad (su familia me quiere mucho) y sabía que llevaba unos cuantos años trabajando allí. Cuando le pregunté si sabía si alguien alquilaba algo por allí me contestó que podía mudarme con ella, que entonces vivía con su chica y una amiga de las dos. Me mudé con ella, su novia Laura y Naiara, la susodicha amiga pero al cabo de unos meses Naiara se fue a trabajar al extranjero y su lugar lo ocupó Bárbara, otra amiga de la pareja, hasta que se fue a vivir con su chico. Como siempre me he llevado mejor con los tíos que con las tías dije que esta vez ya tocaba un maromo en casa por aquello de dejar el único tío de la casa y así llegó Julián aunque casi un año después el siguiente en abandonar la casa fui yo al volverme a Madrid.

Estos días en San Sebastián han sido como si la gente de la ciudad hubiera estado envuelta en un nube de atemporalidad: algunos de mis ex-vecinos no se habían enterado aún de que hace más de tres años que no vivo allí y al abrir el Grindr tenía más mensajes de gente con la que había follado y me preguntaba que por qué estaba tan desaparecido que de gente nueva y en una cafetería a la que iba mucho cuando vivía allí y no había vuelto el camarero se quedó cuando me vio como si se le hubiera aparecido el fantasma de las navidades pasadas.

Zurriola, aparte de ser mi playa favorita de San Sebastián, me pillaba cerca de casa.
Un día que iba a la playa me vio Julián, que estaba corriendo por el paseo marítimo. Me sorprendió lo efusivo de su saludo porque es muy tímido y ya nos pusimos a hablar:

-Anda que avisas que estabas por aquí, cabronazo.
-No tengo tu número, como no te avisase por señales de humo...
-(tras pedirme el número y mandarme un whatsapp) Pues en todo este tiempo he ido sabiendo de ti por Igor, Luis (dos amigos míos) y Arkaitz (un follamigo).
-Yo igual, Diana me contó que te fuiste del piso poco después que yo y no había vuelto a saber de ti. ¿De qué conoces a Arkaitz? ¿También has estado líado con él?
-Jajajajajaja, que va, es que vamos al mismo gimnasio desde hace años y un día se acercó a preguntarme por ti porque sabía que éramos compis de piso. Entre tú y yo, no me gustan los tíos con orejas de soplillo.
-Pues a mi me ponen mucho, no sabía que te gustaran los tíos.
-Soy bi desde que me lié con un compañero de uni durante el último año de la carrera, ¿te puedes creer que al principio pensaba que eras hetero?
-(extrañado) ¿Y eso?
-Hombre, muchas veces parecía que le tirabas los trastos a Diana* pero una vez que estaba en la cocina, llegaste con uno y os metisteis en tu cuarto me enteré del percal... A todo esto, te dejo que me estoy empezando a enfriar, esta noche haces algo?
-Ya he quedado, ahora iba a la playa con estos pero ya sabes donde me pongo siempre, si quieres vente y nos seguimos poniendo al día.

Casi media hora después fue a mi encuentro Julián y aunque se vino con el grupito con el que iba sólo habĺó conmigo. Incluso cuando me iba con los demás al agua él se quedaba tomando el sol y en un momento que los demás volvieron y me quedé solo en el agua se vino conmigo mientras seguíamos hablando, nos tirábamos agua y hacíamos el tonto.

Como pillé los últimos días de la Semana Grande me dediqué a socializar a lo bestia (también con Diana, Laura y su sempiterna cara de perro), a quedar con gente ya conocida por Grindr (esta vez nada de gente nueva), a beber mucho vodka y a descansar. Diría que he ido mucho a la playa pero tanto da, soy el típico que siempre que vuelve de vacaciones parece que las haya pasado en un zulo.

*Laura, conocedora de lo que había pasado entre Diana y yo me tenía un asco nada disimulado y muchas veces para putearla le tiraba los trastos a Diana pero mirando a Laura.

Don't want to be the one to walk away
But I can't bear the thought of one more day
I think I finally understand what it means to be lost

Can't find the road to lead us out of this
A million miles from where we burned the bridge
Can't keep pretending everything's going to be alright
With the whole world falling down on me

Cross the oceans in my mind
Find the strength to say goodbye
In the end you never can wash the blood from your hands

Fallen so far from where we were before
You'll never find what you've been searching for
Something to fill the void and make up for all of those missing pieces of you
Like I could only dream to do

Cross the oceans in my mind
Find the strength to say goodbye
Everything that we believed in was a lie

Cross the oceans in your mind
Find a way to blur the line
In the end you never can wash the blood from your hands

Oh, we never learn
So we fall down again
Heaven, help me find a way to dream within this nightmare

Cross the oceans in my mind
Find the strength to say goodbye
Everything that we believed in was a lie

Cross the oceans in your mind
Find a way to blur the line
In the end you never can wash the blood from your hands 

21 ago. 2016

Mitt liv i Norge II (Costumbrismo nórdico)

Sigo haciendo un repaso a los años en los que viví en Noruega y en esta ocasión me voy a centrar en su idiosincracia y en algunas cosas que han cambiando con el paso de los años debido a la propia evolución que ha sufrido la sociedad nórdica en los últimos años y que les ha llevado a, por poner un ejemplo, acabar cambiando sus políticas de extranjería.

Los noruegos están acostumbrados a tener extranjeros en el país pero hasta hace unos pocos años era común tener ciudadanos africanos, asiáticos o latinoamericanos en sus ciudades pero no gente de otros países europeos. Ahora hay en Noruega sesenta veces más ciudadanos europeos que hace ocho años pero ya profundizaré en ello en un próximo post.

Una de las cosas que más me chocaron al mudarme a Noruega es que los noruegos fluctúan entre una educación que roza lo aséptico y una sinceridad que a veces entre en el terreno de lo hiriente. Por ejemplo: una de las cosas que se consideran de peor gusto en Escandinavia es rechazar algo que te han ofrecido de comer o de beber. ¿Qué te han ofrecido un café y ya llevas cinco en todo el día? Pues que se joda tu sistema nervioso pero las formas no se pierden. ¿Qué han puesto de picar frutos secos y eres alérgico? Hombre, no te van a obligar a comer en eso pero se encargarán de recordarte la afrenta per secula seculorum a la par que te recuerdan que allí lo habitual cuando conoces a alguien aparte de presentarte diciendo tu nombre, tu edad, de dónde eres, dónde trabajas/estudias también hay que decir si eres alérgico a algo o si simplemente no consumes un determinado alimento por si no te gusta. Lo hacen para precisamente evitar futuribles malentendidos. Al principio me extrañaba cuando gente que no conocía de nada me preguntaba si me gustaba el queso, o los arenques o las patatas pero enseguida me habitué.

Eso sí, si le regalas a un noruego algo que no es de su gusto te lo hará saber con absoluta claridad. ¿Recordáis que hace un par de meses le regalé una botella de vino a una recepcionista sueca y me la rechazó por ser vegana? Pues es algo muy habitual por allí que cuando te equivoques haciendo un regalo te digan "ah, si yo ya tengo esto" o "no como esto otro pero se lo ofreceré a mis visitas". Aclaro que esta forma de actuar no es porque los nórdicos quieran ser los más desagradables del mundo sino porque forma parte de su idiosincracia que cuando alguien se equivoca se le dice para evitar que en el futuro incida en aquello en lo que ha errado.

Ah, y una cosa que para un noruego está peor vista aún que el que le rechaces un café, una copa o un cuenco de patatas fritas. Y es que en Noruega está muy mal visto que, por ejemplo, llegues al médico y digas "Hola" al llegar a la sala de espera. Sí, una inocua palabra de tres letras (Hej) te puede condenar a la ignominia y al ostracismo porque los noruegos sólo se relacionan con la gente que conocen y jamás se les pasaría por la cabeza hablarle a un completo desconocido porque para ellos es un signo bastante evidente de que esa persona es emocionalmente inestable y no está bien de la cabeza. Sí, seguro que os habéis quedado igual de ojipláticos que yo cuando lo ví por primera vez, las mujeres aferrándose a sus bolsos por si acaso, los hombres mirando para otro lado evitando el contacto visual a toda costa y los niños escondidos detrás de las piernas de sus progenitores, pero por suerte es algo que los noruegos están cambiando últimamente.

Otra de las peculiaridades de los noruegos las encontramos en el transporte público. Tiene un punto cómico eso de subir a un autobús noruego y comprobar que todo el mundo está sentado en su asiento pero que en el asiento de al lado ponen el bolso, la mochila, el abrigo... Cualquier cosa para evitar que se te siente un desconocido al lado y cometa la vulgaridad de darte conversación. Reconozco que en cierto modo les entiendo porque aunque soy alguien sociable soy muy celoso de mi espacio y no me gusta que lo invadan así porque sí pero tampoco llego al punto de los noruegos. Si quieres sentarte en un asiento específico y resulta que está ocupado por las pertenencias te dirá con todo su papo que hay asientos vacíos y seguirá a lo suyo.

Este amor hacia su espacio personal contrasta con lo locuaces que pueden llegar a ser. Normalmente un "¿Cómo estás?" lo tomamos como un "Hola" pero un noruego se lo tomará de manera literal y te contará con todo lujo de detalles el estado actual de su relación de pareja, que el perro se ha puesto malo, sus movidas laborales e incluso lo que les ha parecido el último disco de Coldplay o la última peli de Woody Allen. Pero eso sí, jamás te atrevas a cortar a un noruego, se lo tomarán como un ofensa personal y harán saber a todos que eres un monstruo sin corazón que te interesas por su vida para luego cortarles la exposición.

Da igual que te duela la cabeza, te hayas roto un dedo o tengas leucemia. Para un noruego absolutamente todo se puede curar con ibuprofeno y aceite de hígado de bacalao (tran).

Ahora vamos a ponernos en una situación muy habitual: estás en un bar con tus colegas y uno se va porque está cansado, porque tiene que madrugar o simplemente porque quiere irse. Lo normal es despedirse, ¿no? Pues en Noruega olvídate de eso y no te enfades cuando alguien del grupo se levante y se vaya sin decir palabra. Es verdad que para decir "Adjø" no hace falta destruir un anillo mágico en un volcán pero los noruegos son así. Ah, lo que aquí llamamos "despedida a la francesa" ellos lo llaman "despedida irlandesa" (Irish farvel).

Es muy raro escuchar un "Vær så snill" (por favor) pero en cambio el "Takk" (gracias) lo usan para todo y allí el usted no sólo no se lleva sino que a todo el mundo se le habla de tú y por su nombre, nada de señor tal o señora cual, para los noruegos el respeto a la jerarquía se hace a través de las acciones, no de la palabra.

Cuando llegues a casa quítate los zapatos. Los suelos suelen ser muy delicados y la nieve o el barro los estropean enseguida por lo que si vas a casa de alguien y por el motivo que sea no quieres quedarte descalzo o en calcetines es mejor que te lleves unos zapatos que sólo usarás para interior pero nunca para la calle.

Es muy raro encontrarse con gente que fuma, los noruegos en lugar de cigarros usan snus, unas bolsitas como las del té pero algo más pequeñas que se ponen debajo del labio, las bolsitas no son para morder ni masticar porque si se rompen te dejarán las encías negras, sólo tienes que dejarlas ahí para que el tabaco se vaya infiltrando.

Hay otras costumbres que quiero dejar para más adelante porque tienen que ver con temas muy determinados pero quiero destacar una última cosa que me pareció muy curiosa. Estás en clase o en el trabajo y te has llevado un bocadillo, lo habitual es llevarse el bocadillo ya hecho, ¿verdad? Pues en Noruega olvidaos, allí la gente se lleva el pan y el queso o el embutido y se hacen el bocadillo en un momento. ¿Que eres más de mantequilla y mermelada? No pasa nada, te llevas el bote de mantequilla, el de mermelada, un cuchillito para untar y listo. ¿Quieres un café o un colacao sin exponerte a la clavada de la cafetería? Tampoco hay problema, te llevas tu taza, la leche, el nescafé, el colacao o lo que sea y te lo haces en un momento. Puede sonar muy raro pero con esos precios es normal que mucha gente en Noruega crea que ir a la cafetería es un lujo.




Poses, poses
That's all you are to me
Roses, roses
That's all you're offering me

And now I wish to God that the earth would turn cold
And my heart would forget it's made of glass
And all the pretty tulips would disappear
And never disturb me again

You gave me my very first gun
I'll go out and hunt the hidden dome
With white foxes, with white foxes
Freeze

Hunger, hunger is the purest sin
It is an empty church and crowded inn
I've wept and I've stumbled
I fought and I've craved
For the gravy of your soul
But all I wanna do now is walk along
Down barren trees in fields of snow

You gave me my very first gun
I'll go out and hunt the hidden dome
With white foxes, with white foxes
Freeze, freeze

My eye is my sanctuary

15 ago. 2016

Malabares vacacionales

Estoy teniendo un verano bastante atípico, normalmente me gusta ser muy organizado. No soy un maniático de esos que se tiran todo el día ordenando y limpiando ni alguien cuadriculado porque ante todo mi naturaleza tiende al pragmatismo como si fuera un centro gravitatorio. Me gusta ser organizado porque así gestiono mejor mi tiempo pero si ser organizado me supusiese un esfuerzo titánico y tener que estar pensando continuamente en lo que tengo que hacer lo hubiera dejado, precisamente mi sentido del orden me evita esos quebraderos de cabeza normalmente.

Con las vacaciones por supuesto no soy diferente, no soy de los que se tiran todo el año pensando que hacer en las próximas vacaciones y que empiezan a organizarlas con muchos meses de antelación. Por poner un ejemplo en junio me fui a Suecia unos días y aunque tenía pensado el viaje no me puse en serio hasta diez días antes de irme. Y cuando viajo con gente que si vive la organización de un viaje como un auténtico ritual intento inmiscuirme lo menos posible, porque así soy, parsimonioso hasta la náusea y reconozco que me gusta demasiado hacer mis cosas a mi manera, si por el motivo que sea no puedo encargarme de algo mío porque toca delegar prefiero no estar en medio para no amargar a los demás con tres mil indicaciones.

Esto viene a cuento de que este verano he tenido que ir cambiando mis planes casi sobre la marcha por una conjunción de circunstancias. Por norma estos cambios de planes me hacen la misma gracia que meter la mano en la licuadora pero en esta ocasión me he dedicado a hacer los cambios necesarios (a veces incluso de un día para otro) sin inmutarme, en parte porque estos últimos meses han sido muy intensos y necesito pisar un poco el freno y descansar y en parte porque me decía a mi mismo "no te encabrones que estás de vacaciones".

Además estos cambios más que suponer una molestia me acaban trayendo gratas sorpresas como reencontrarme con un rollete que tuve y con el que me distancié por un malentendido. De hecho lo ví en junio en Madrid pero no le dije nada en parte porque me daba un poco de pereza y en parte porque no quería forzar la situación y en cambio me ha sorprendido él cuando me vio en Málaga hace apenas unos días. También me encontré en un cumpleaños con una amiga que había regresado a su país y que no había vuelto a ver desde que se fue hace un par de años.

Pero lo mejor de este verano ha sido desvirtualizar a Filogelos después de tantos años, como todo en este verano de manera más bien improvisada. Muy agradecida la ruta turística por Granada, ya que aunque conozco bien la ciudad me llevó a lugares que nunca había visto o en los que sólo había pasado de largo, en una inmejorable compañía. No faltaron temas de conversación porque los dos empezamos en la blogosfera casi al mismo tiempo, hace unos ocho años ya y con blogs que hace tiempo dejaron de existir, en mi caso por la necesidad de cerrar una etapa. Lo mejor de todo es que después de tantos años no me he llevado ninguna sorpresa desagradable, al contrario, me he encontrado al Filogelos que llevo tratando todo este tiempo, un tío inteligentísimo con una conversación muy interesante, unos impresionantes ojos azules, bastante guapete y muy natural. Espero que para la próxima no pasen otros ocho años ;)



Oh Mother North, eyes like blue sapphires.
I'm lost in your wilderness, in your arms.
From your love my heart has been forged.
Eternal nights, to Everlight, to winter's throne.

Niin laulut Pohjolan kun sammuu, hiipuu hiljaa.
Hallatar kun viljaa lyö, ja yö tuo kuninkaan tuon talven maan.
Niin routaan kaivetaan, lepoon oman maan.
Ja laulut Pohjolan mukaan vain saan.*

Oh Mother North, lakes like blue sapphires.
Under your skies, into the wild, I drown my sorrows.

Niin laulut Pohjolan kun sammuu, hiipuu hiljaa.
Hallatar kun viljaa lyö, ja yö tuo kuninkaan tuon talven maan.
Niin routaan kaivetaan, lepoon oman maan.
Ja laulut Pohjolan mukaan vain saan.

At the midnight hour of sacred light.
The magic of these woods, so alive.

The shadows of the giants in a silvery dark light,
from the snowy trees ahead.
And their slow march closer to the flaming night skies,
to touch the tail of fire.

But their roots hold the secrets, these melodies.
Echoes from the past, nothing here will last.
But the songs from your journey,
you will bury with your heart.

Niin laulut Pohjolan kun sammuu, hiipuu hiljaa.
Hallatar kun viljaa lyö, ja yö tuo kuninkaan tuon talven maan.
Niin routaan kaivetaan, lepoon oman maan.
Ja laulut Pohjolan mukaan vain saan.

* (Entonces las canciones del norte se apagan, se desvanecen en silencio
Las heladas vencen a las cosechas y la noche trae al rey del invierno a la tierra
Entonces el hielo excava, descansando en su país
Y las canciones del norte solamente obtienen lo que les corresponde)

Muchas gracias a Lydia por la traducción del finlandés

29 jul. 2016

Íncubos

Una de las cosas que menos me gustan del verano son los putos mosquitos, es verdad que no todos los años me pican por igual y que incluso ha habido veranos en los que parecía ser invisible para ellos. De hecho este verano se están comportando pero dicho esto con la boca pequeña.

Hace ahora mes y medio me fui unos días con unos amigos a Åmål, un pueblecito sueco que da a la orilla de un enorme lago. Ya conocía el pueblo por haber pasado por ahí pero nunca me había quedado pese a que es un destino turístico bastante turístico por aquellas latitudes. No es habitual que haya mosquitos tan al norte aunque en épocas de olas de calor siempre se desatan plagas de estos insectos tan hijos de puta molestos, pues bien, durante esos días estuvimos a entre 18-20 ºC y sin embargo eso no evitó que hubiera una plaga de mosquitos descomunal que se cebaron con un servidor. Incluso una de las recepcionistas del camping donde nos quedamos me dijo que pasase de químicos y me hiciera un repelente natural con eucalipto y citronela. El mismo día, cuando íbamos al lago me llamó y me dio botes de repelente que había hecho ella misma, y tengo que reconocer que funcionó muy bien.

El día que nos íbamos le llevé una botella de vino como agradecimiento, me hizo gracia cuando abrió la bolsa y vio la botella que me dijo que era vegana y le contesté que era vino, no sangre de unicornio y que si no bebía podía regalarle otra cosa. Me dijo que no pasaba nada, que usaría el vino para cocinar y para cuando tiene visitas pero que no bebe alcohol. Me explicó que antes sí lo hacía pero. desde que leyó que la mayoría de vinos usan como clarificantes clara de huevo (en tintos), sangre (en rosados) y leche (en blancos). No tenía ni idea del tema aunque veganismo aparte debería haberme informado de lo que le gusta o no le gusta, a fin de cuentas en mi caso, se acierta regalándome una botella de vodka o ginebra que una de vino aunque también beba de este último.

Estando en casa no me han picado apenas este año hasta que el otro día me desperté y notaba como un escozor justo encima del tobillo y cuando me miró resulta que tenía una roncha enorme que podría tener su propio código postal. No es que me doliera pero cada vez que movía el pie me tiraba. Como tengo el sueño muy pesado (si alguien quiere violarme que se espere a que me despierte, que así al menos me entero) no tengo la certeza de que haya sido un mosquito pero estoy totalmente seguro, si no qué iba a ser, ¿un íncubo?

Hace unos días estuve de barbacoa con unos amigos, y claro, como iba en bañador o pantalones cortos las moscas no paraban de amargarme pero por suerte ya ha pasado... hasta que vuelvan a tomarla conmigo. Como me dijo Ángel en la barbacoa precisamente "como eres tan agridulce lo mismo te pican que no te pican".

Can you see me now?
I'm walking talking but my hands are tied
I'm refusing to be physically confined
I'm a prisoner
I'm in captivity
I've begged and cried
For you to set me free
You have crossed the line

Run, running running run away

When you look me in the eye
A dagger in my side
Tie me up and tie me down
Look you've got me now

How I love it when you put me in a place
That's out of sight
I never see the day
Never see the light
I'm behind the bars
I'm sitting in the dark
A sudden change
I can't really explain
My bewildered heart

Run, running running run away

When you look me in the eye
A dagger in my side
Tie me up and tie me down
Look you've got me now

Prisoner you've got me now
Tie me up and tie me down
Don't you make a sound
 
I am yours I must confess
A secret love that you possess
You locked my heart inside my chest

21 jul. 2016

El reverso de la moneda II

Seguimos haciendo un repaso a aquellos polvos que si me los hubiera ahorrado tampoco lo echaría de menos o aquellos que no llegaron a llegar a buen puerto...

Reconozco que le doy mucha importancia a las manos, me encantan unas manos grandotas que no se coma las uñas pero que tampoco las lleve como guadañas, que hay cada uno por ahí que podría hacer de Eduardo Manostijeras sin tener que pasar por caracterización.

El caso es que una vez quedé con uno que llevaba el comerse las uñas unos cuantos pasos más allá, tenía las puntas de los dedos llenos de costras y sangre reseca, tiritas en un par de dos y en otro la uña partida por la mitad. Daba mucha grima todo pese a que el tío en sí tenía un morbazo tremendo, mientras me iba contando cosas suyas iba pensando en cómo montármelo con él sin que me tocase porque con la sola idea de que esas manos rozasen mi cuerpo me entraba el siroco.

Se me encendió la bombilla cuando dijo que era un tío muy morboso y que le gustaba probar cosas nuevas: mi primera idea fue atarle las manos al cabecero de la cama y así mataba dos pájaros de un tiro (tres si contamos que el bondage siempre me ha gustado) pero me dijo que lo había probado pero no le molaba. Entonces pensé que como en el trabajo sólo compran guantes medianos y me tengo que comprar los míos aparte por estas manazas que tengo le propuse un juego de roles, que él hiciera de médico y yo de paciente y accedió.

El caso es que apenas empezamos tuvo una epifanía:

-¿Te puedo hacer una pregunta?
-Ahá
-¿Te dan asco mis manos?
-Pues sí, pero tú me pones un montón.
-Todo el mundo me lo dice, pero es que soy muy nervioso y no sé que decir.
-En las farmacias venden productos para eso...
-Bueno, si no te molo casi que me voy.
-No, no, quédate, si ya te digo que me pones mucho.
-(gritando) Pues sí, me piro porque eres un puto superficial de mierda, como todos. (Se va dando un portazo mientras lo flipo en colores y full hd)

***********************************************************************************

Durante una temporada estuve quedando con un casado: para mí era perfecto, no era pesado por su situación y como él trabajaba por la mañana pero su marido mañana y tarde nos veíamos varias tardes a la semana. Siempre quedábamos en su casa y el chihuaha que tenía se volvía loco de alegría cada vez que me veía. Aún recuerdo una vez que coincidimos en un parque y se tuvo que ir por otro lado porque si el chihuahua me veía el marido iba a descubrir el pastel. Después de echar un par de polvos todo se torció una tarde:

-No me gusta que folles con otros.
-¿Ah, sí?
-No, y quiero que lo dejes, sólo quiero que folles conmigo.
-Haremos una cosa entonces: tú te divorcias y dejas de follar con otros y yo también dejo de follar con otros.
(Le eché un pulsito porque sabía lo que me iba a responder, en realidad lo último que quería era que dejase a su marido por mí pero no me gusta que me marquen, que le vamos a hacer, siempre he sido un poco indomable)
-Eso no es justo, que no quiera a mi marido no quiere decir que me quiera divorcia de él.
-Pues no sé tú pero me parece una consecuencia muy lógica.
-¿Vas a dejar de verte con otros?
-Ni de coña.
-Pues entonces vamos a tener que dejar de quedar.
-Venga, hasta luego.

Me vestí y me fui rápidamente por si se lo pensaba mejor. Tiempo después dejó al marido por otro y montó un bar con él. Un sábado dio la casualidad de que fui de tapeo con unos amigos a su bar y todos flipando un poco con que el camarero me hablase con tanta confianza. Por un lado me hizo gracia ese intento de demostración de poder pero me tocó un poco los cojones que fuera tan bocachancla así que fui a pedir a la barra un vaso de agua...

-¿Qué tal, Alberto? Dame un poco de agua (marcando mucho la pronunciación del nombre para que el novio pusiera la antena).
-(hablando en voz baja mientras me daba el vaso) ¿Ves? Todo esto (abriendo mucho los brazos) es por no haber querido quedarte conmigo, podrías haber sido con quien tuviera un nuevo comienzo.
-(como el novio estaba cerca subí un poco el tono de voz) Me parece muy bien, pero ya sabes lo que tienen que estas cosas, no sirve de mucho comenzar de nuevo si vas a repetir los errores de siempre.

Se quedó muertísimo porque no me había cortado un pelo y antes de volver a la mesa en la que estábamos escuché al novio preguntarle si tenía que preocuparse y que él no era su ex marido. "No sé que le has dicho al camarero pero se avecina tragedia", me dijo Carol al oído mientras miraba hacia la barra. "Es lo que pasa cuando juegas con fuego, que te puedes quemar a lo bonzo". le contesté mientras veía que los dos salían hacia la calle con cara de tener una úlcera como un puño.

***********************************************************************************

Durante un par de años tuve un follamigo, Endika, con el que todo iba muy bien: es uno de los tíos con los que más me entendido a nivel sexual y aunque era un poco simplón lo compensaba siendo un buenazo y un tío muy directo. Estaba algo obsesionado con marcar paquete y que todos supieran que era un machote y calzaba bien pero siempre estaba pendiente de mí y nunca me dejaba en evidencia. Sexo aparte hablábamos mucho y aparte quedábamos también para cenar, ir al cine, ir al campo, cruzar la frontera y hacer excursiones a pueblos de Iparralda (nombre que usan los vascos para referirse al País Vasco Francés). Hubo un punto de fricción cuando nos enteramos al mismo tiempo de que un ex suyo le puso los cuernos conmigo pero enseguida entendió que fue antes de conocerle aunque de vez en cuando me llamaba "follanovios" y cosas así en bromerio (medio en broma, medio en serio).

Se acabó echando novio y aunque seguíamos quedando ya no follábamos porque según él "quería hacer las cosas bien". Hasta que una noche subió a casa y volvimos a las andadas, como sabía que bajo su fachada había un tío muy sensible dejaba que se expresase solo, según él, conmigo podía mostrar todas sus facetas sin sentirse juzgado. Cosas de estar dentro del armario, supongo. El caso es que después de follar estábamos los dos desnudos en la cama, él con su cabeza en mi pecho cuando pronunció aquellas palabras que todo lo cambiaron:

-Más de una vez he pensado que podríamos ser pareja.
-Sí, yo también pero por otro lado estoy muy a gusto así.
-Estoy harto de que a todos les encante como soy pero enseguida empiecen a presionarme para que salga del armario, mi ex empezó a ponerme los cuernos (me miró fugazmente) para "hacerme recapacitar" y éste me está empezando a presionar ya.
-Lo siento.
-No no, a ver, en su momento me sentó fatal saber que fueras uno de los tíos con los que mi ex me puso los cuernos pero cuando me meto contigo es de broma.
-¿Y qué harás con éste? ¿Tan mal está la cosa?
-No lo sé, todavía no está mal mal la cosa pero siempre me ha pasado lo mismo. Uno incluso siempre me llamaba "el armarizado" delante de sus amigos. Yo sé que parezco un poco cabroncete pero en el fondo soy un buen tío, ¿por qué me hacen esto?
-Supongo que porque hay gente que le da demasiada importancia a las etiquetas, bien para reafirmarse al haber una palabra que les hace sentir seguro o bien por lo opuesto, sentirse asfixiado bajo el paso de una palabra. Las etiquetas son lo que son y hay que darles su justa importancia.
-¿Te imaginas que acabamos siendo novios?
(lo miro fijamente)
-¿No dices nada?
-Ya no
-Ya no, ¿qué?
-A ver, cuando quedo para follar con tíos con pareja o casados tengo muy claro que no llegaré a nada con gente así. Siempre pienso que cuando les ponen los cuernos a sus parejas también lo pueden hacer conmigo.
-¿Me estás diciendo que con la de veces que hemos follado y siempre has estado ahí y ahora porque tengo novio te echas para atrás?
-No me estoy echando hacia ningún lugar, sólo te digo que antes sí había una posibilidad de que pasásemos a algo más pero ya no porque no estaría cómodo pensando que me puedes poner los cuernos.

Le sentó fatal aquello a Endika, me dijo que no se esperaba esa respuesta precisamente de mí y que siempre me había demostrado que era buen tío. Perdimos el contacto y dejé de verlo en lugares que frecuentábamos los dos como La Bretxa, la playa que tenía cerca de casa o el monte Urgull y alrededores. El año pasado me mandó un Whatsapp pidiendo perdón por su actitud conmigo, yo le volví a explicar que en aquello que le dije no le juzgaba pero le dejaba clara mi postura y hemos retomado la amistad.

***********************************************************************************

De vez en cuando quedaba con un peluquero que trabajaba cerca de donde vivo, siempre quedábamos en casa porque dio la casualidad de que su hermano mayor se había divorciado hacía poco y llevaba varios meses en su casa. El hermano por fin alquiló algo y en cuestión de días se fue de su casa y como el peluquero siempre me decía que le sabía mal que quedásemos siempre en mi casa en cuanto pudiera me llevaba a la suya. Finalmente aprovechando que era la Semana Grande y los dos teníamos el día libre acordamos quedar en su casa, total, aunque nunca había subido lo había llevado de vuelta varias veces.

En su momento ya me contó que todo lo que había en su casa era de Ikea porque una vez le dije que se me daba bien montar y desmontar cosas, incluso le monté un par de muebles y ya se los llevó montados de casa. Nos tomamos unos vodkas nada más llegar y empezamos a pegarnos el filete ya en el sofá pero enseguida pasamos a enrollarnos sobre la mesa del salón, él debajo y yo encima. Estábamos tan a lo nuestro que de repente se rompió el tablero de la mesa por el peso de nuestros cuerpos y él se dio un golpe en la cabeza con el borde de la mesa.

Nos quedamos un poco parados y parecía que había sido un golpe tonto y nada más por lo que volvimos al sofá a seguir a lo nuestro pero en una de estas que le rocé la cara noto algo húmedo. Me miro la mano y resulta que estaba sangrando así que se nos pasó el calentón de golpe y lo llevé corriendo al hospital. Las casi tres horas que tuvimos que esperar en urgencias por un corte de mierda hicieron que dejásemos para otro día el tour por su casa (y esta vez con final feliz).

***********************************************************************************

No soy escandaloso follando, al contrario, soy más de respirar fuerte y gemir bajito que de gritar o cosas así. Cada uno es como es, no hay que darle más vueltas pero siempre hay gente que parece que es experta en ofenderse. Aparte nunca pregunto si les ha gustado o no primero porque creo que más quitar tensión la añade y aparte eso se nota por mucho que algunos digan que saben fingir orgasmos.

-¿No te ha gustado, verdad?
-Sí, sí que me ha gustado.
-No me mientas, no has gemido, eso es que no te gustado nada.
-Perdona, ¿me estás montando una escenita porque según tú no me ha gustado?
-Es que no te ha gustado.
-Lo que no me gusta es que te pongas así por una gilipollez. La gente después de follar suele acabar muy relajaba, ¿sabes?
-Eso, encima con sarcasmo, aparte de mentirme te estás riendo de mí en mi cara.
-Mira, si no me vas a creer no me creas pero sí que me ha gustado. Ahora, lo mismo te digo que no vamos a volver a quedar porque esto me ha quitado las ganas de repetir porque no sé porque coño te estás poniendo así.
-Sí, será mejor que me vaya porque aunque me lo he pasado bien contigo estás siendo muy desagradable.
-Ea, pues ya sabes donde está la puerta.

***********************************************************************************

Y ya para acabar una anécdota musical. Me escribió un chico del Grindr y empezamos a hablar y mandarnos fotos y al ver que en una de las fotos salía con una trompa de pistones le pregunté si era músico. Me contestó que sí y me dijo que aparte también toca el trombón. Pasamos de puntillas por el tema sexual porque enseguida nos pusimos a hablar de música y contarnos cosas de cuando íbamos al conservatorio.



Además vivíamos cerca y aunque vivo solo acabamos quedando en su casa (comparte piso con un amigo suyo), enseguida pensé que no le había gustado porque eso se nota, se acabó convirtiendo en una costumbre el ir a su casa a tocar pero nunca pasaba nada más, ni una mirada reveladora, ni uno de esos comentarios que revelan más de lo que parece, ni un "hago como que paso por delante y ya puestos te restriego el cuelo o el paquete". Nada de nada, muy majo el trompista pero ya, en tal caso aunque era muy mono tampoco me decía nada así que tanto mejor, total, nos llevábamos bien y nunca faltaban temas de conversación.

Pero un día que habíamos quedado me llamó para decirme que iba a tardar en llegar pero que fuera a su casa directamente, que estaba su compi y él me abriría. Llego a la hora indicada, me abre su compañero y comenzamos a hablar, resulta que son amigos desde el instituto y que incluso se liaron una vez hace ya muchos años, me contó anécdotas de ellos y del trompista y cuando por fin llegó me dijo al oído que ya le pediría mi whatsapp a su compi para seguir hablando.

En efecto, esa misma noche me mandó un whatsapp el compi de piso diciendo que no sabe el trompista lo que se pierde y que a ver si quedábamos, que me tenía acaparado su amigo con lo de quedar para tocar. Quedamos una mañana que trabajaba el trompista pero nosotros dos no teníamos nada que hacer así que para allá que fui. Por el tono tan clandestino de sus mensajes suponía que no quería que se enterase su compi pero como suelo ser de "se dice el pecado pero no el pecador" tampoco iba a decir nada. Nos dieron las cinco de la tarde (había llegado a las diez de la mañana) y cuando salía del cuarto del compañero salía el trompista de la cocina y se le cambió la cara totalmente.

Le montó un pollo tremendo a su compi delante de mis narices (a mí ni me miró ni me dijo nada), ahí me enteré de que en realidad sí le había gustado pero que como era muy tímido no sabía como entrarme. Por lo visto no era la primera vez que su compi le levantaba un crush, y según me pude enterar esa misma noche había acabado echando de casa a su amigo pero me dijo (el amigo) que no me preocupara, que se quedaba en casa de una amiga suya y ya me iría contando. En cambio el trompista sólo me dijo que le había decepcionado y no he vuelto a saber de él, con su ex-compi de piso en cambio, ha seguido el sexo hasta que se echó novio y se fueron a vivir a la ciudad de su chico y todavía sigue la amistad.



I got two diamonds and a feather
Gimme three reasons why we ain’t together
I push my body through the floor like
Cause I fuck with myself more than anybody else

You’re on the corner waiting for my love
I put two walls behind you just to lean on
You’re gonna need em cause I stood you up
Cause I fuck with myself more than anybody else

Cause I fuck with myself more than anybody else
It's all love
I used to care what you think about me
It's all love
Cause my love so good
So I fuck with myself more than anybody else

I caught you fishing through the fodder
This whole relationship is under water
You’re facing ages in your third strike
Cause I fuck with myself more than anybody else

Cause I fuck with myself more than anybody else
It's all love
I used to care what you think about me
It's all love
Cause my love so good
So I fuck with myself more than anybody else

I used to have a nickel for what you say, baby
Your words would burn me in the third degree
Now baby look what it’s come to
Cause my love is the one
My love is the one

So I fuck with myself more than anybody else
It's all love
I used to care what you think about me
It's all love
Cause my love so good
So I fuck with myself more than anybody else